Con el fin de ofrecer servicios y ofertas adaptados a sus intereses, BARNES utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, usted está de acuerdo con su uso. Saber más

Cómo gestionar tus trámites energéticos cuando te mudas a tu nuevo hogar

Show light - BARNES Barcelona - Propiedades de lujo, apartamentos y casas de prestigio en Barcelona

En este artículo te contamos cuáles son los principales trámites energéticos que tienes que efectuar antes de mudarte así como también te explicamos cómo gestionarlos. ¡Es muy sencillo!

BARNES BarcelonaGestión de certificados energéticos

Las mudanzas pueden resultar estresantes, sobre todo por las muchas gestiones que hay que realizar antes. Por este motivo, es preciso organizarse con tiempo y no dejarlo todo para el último minuto; de esta forma evitarás problemas y el cambio de casa irá como la seda. Una de las gestiones más importantes que deben hacerse cuanto antes son los trámites relacionados con la energía, ya que de eso depende que puedas tener electricidad y gas en tu nuevo hogar. Todos ellos se deben tramitar con antelación antes de que se produzca la mudanza, ya que el tiempo de gestión de cada uno de ellos puede durar entre una y dos semanas. Pero, ¿por dónde empezar? ¡No te preocupes! En este artículo te explicamos cómo conseguirlo.

¿Qué ocurre si ya tengo electricidad y gas en casa?

Cuando te mudas a una nueva vivienda, puedes encontrarte con dos situaciones: que tengas o no los suministros activados. Lo más habitual es que lo estén; en esos casos tendrías que efectuar un cambio de titular de la luz y el gas; es decir, un proceso por el cual la responsabilidad de los suministros pasa del antiguo al nuevo propietario. Por supuesto, tanto el cambio de titular del gas natural como el de la electricidad es un proceso gratuito y se podrá efectuar las veces que haga falta, tantas veces como te mudes. En todo caso, no será necesario efectuar el cambio de titular de la luz y el gas si tu estancia es por alquiler y va a ser inferior a tres meses; en esos casos, normalmente es el propietario quien conserva la titularidad.

Por otro lado, es habitual que una vez que se haya hecho el cambio de titular se solicite una nueva tarifa eléctrica en el caso de que la que tuviera contratada el anterior no se adapte a tus necesidades, tanto para la luz como el gas. Esto a veces requiere que haya un cambio de comercializadora; en esos casos, lo que habría que hacer es que una vez se haya hecho efectivo el cambio de titular, el usuario se tiene que poner en contacto con atención al cliente de Endesa o de la compañía con la que quiera realizar la gestión. Para ello puedes llamar al número gratuito de Endesa o de la compañía que sea, y contratar una de sus tarifas; por supuesto, igualmente el cliente puede solicitar información sobre cualquiera de sus servicios de mantenimiento o los descuentos vigentes.

¿Y qué pasa si no tengo ni luz ni gas?

Es posible que la vivienda a la que te vas a mudar no tenga activos los suministros. Esto suele ocurrir en las viviendas de nueva construcción o en aquellas en las que se dio de baja el servicio porque iban a estar mucho tiempo sin estar ocupadas. En ambos casos es necesario dar de alta la luz y el gas, un proceso que conlleva la visita de un técnico a tu hogar para efectuar la acometida de los suministros. Una vez hecho esto, el usuario solo tendrá que esperar unos siete días hábiles para poder comenzar a disfrutar del suministro.

Entre los requisitos que conlleva esta gestión se encuentra el pago de las tasas a la distribuidora y la contratación de una tarifa de electricidad y/o de gas. Esto es importante ya que no es posible tener dado de alta el suministro si no hay una tarifa contratada; esto es porque el cliente, aunque no haga consumo alguno de energía, tiene que pagar solo por tener dado de alta el suministro.

Cada tarifa se compone de dos términos: el variable, que depende de la cantidad que consumamos, y el fijo, que siempre es el mismo y que depende de la potencia o peaje de acceso. Esto último es lo que el cliente va a tener que pagar sí o sí todos los meses, de ahí que sea necesario estar suscrito a una tarifa para tener electricidad o gas en casa. Sin embargo, no es el único concepto que puedes encontrar en una factura eléctrica; si necesitas información más detallada, la puedes encontrar aquí.