Con el fin de ofrecer servicios y ofertas adaptados a sus intereses, BARNES utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, usted está de acuerdo con su uso. Saber más

Por qué invertir en inmuebles sigue siendo una buena opción

Show light - BARNES Barcelona - Propiedades de lujo, apartamentos y casas de prestigio en Barcelona

Ante la volatilidad del mercado, comprar un piso o casa como inversión se consolida como una de las mejores alternativas financieras.

El pasado 11 de marzo, la OMS catalogó al COVID-19 como pandemia, un duro golpe al sector sanitario y financiero a nivel mundial. Y sí, puede que las empresas de turismo, hostelería y restauración sean -hasta ahora- las más afectadas por las medidas de confinamiento; pero lo cierto es que muchas otras están en la puerta de notar más profundamente el impacto de esta crisis sanitaria. 

No obstante, la crisis suele ser sinónimo de oportunidad: mientras unos sectores prevén bajas significativas, otros se elevan como la espuma. Ante este escenario, vale la pena preguntarse hacia dónde va del mercado inmobiliario. Afortunadamente, la respuesta es esperanzadora. Y es que, aunque la aparición del nuevo coronavirus ha puesto en pausa parte de las operaciones de compraventa, el sector de real estate es uno de los más fuertes y rentables del país.

Este factor se ve reforzado gracias a la experiencia previa de las agencias inmobiliarias frente a las crisis económicas anteriores. Sin duda -y ante el desplome de la bolsa y su volatilidad- invertir en Barcelona sigue siendo una buena opción y podemos darte varios motivos que respaldan esta teoría:


Comprar para alquilar es generar ingresos pasivos

Desde el año 2013, Barcelona ha registrado un aumento significativo en la demanda de inmuebles en alquiler. Principalmente, porque para muchos es difícil comprar un piso, casa o ático en las grandes ciudades, pero también por las características propias de este mercado.

Piensa que la rentabilidad media de una propiedad en alquiler podría superar el 4 % en barrios codiciados, como Sarrià-Sant Gervasi, por ejemplo. Este porcentaje se eleva -y, en ocasiones, se duplica- en zonas con un metro cuadrado más asequible, como en el caso del popular Nou Barris.

A esto habría que sumarle otros elementos, como el carácter pasivo de los ingresos obtenidos y la facilidad de diversificar el riesgo. Cataluña tiene una gran variedad de estilos de vida para ofrecerle a los inquilinos, desde una fabulosa vista al mar con un clima privilegiado hasta su cercanía a parques, museos y colegios internacionales de gran prestigio.


Encontrarás propiedades a precios irresistibles

Como es de esperar, hasta una ligera caída en la demanda de propiedades como consecuencia de la pandemia -y de las medidas que se han tomado para contenerla- tendrá un impacto directo en el precio de las viviendas, oficinas y locales comerciales. Por tanto, si decides invertir en Barcelona, estarás frente una oportunidad de oro.

Es probable que parte de las ventas de los pisos, casas y áticos disponibles en el catálogo -en especial los de segunda mano- se cierren a precios muy atractivos para tu bolsillo. Esto no solo significa que podrás adquirir una segunda propiedad con menos dinero, sino que además disfrutarás de un retorno de la inversión rápido y seguro.

Por supuesto, este factor también influenciará el nivel de rentabilidad de los inmuebles, ya que el mercado es como un río que siempre encuentra su curso. ¿Qué quiere decir esto? Que es posible que el precio de esa nueva vivienda que ahora forma parte de tu cartera de inversiones se incremente en un futuro cercano.


Invertir en inmuebles es más seguro que la bolsa

Aún cuando es difícil visualizar la huella que dejará el nuevo coronavirus, las pasadas épocas de crisis nos han enseñado que, en tiempos de incertidumbre, no hay mejor refugio que un activo seguro, como el oro o invertir en inmuebles de lujo. De hecho, la reciente caída de los mercados financieros a nivel mundial -y su consecuente inestabilidad- disparó el interés de los inversores por las propiedades inmobiliarias.

Este hecho dinamizará aún más al sector inmobiliario en Barcelona, por lo que invertir en pisos rodeados de belleza -como los de la Costa Brava o en villas ubicadas en los barrios más dinámicos, modernos y burgueses de la región de Barcelona podría convertirse en una apuesta segura para inversores nacionales y extranjeros. Esto les permitiría minimizar el riesgo y, al mismo tiempo, asegurar un porcentaje de rentabilidad que variaría entre el 3 % y el 7 %.


Es tu oportunidad para tener una segunda residencia

La grave situación sanitaria que azota al planeta ha creado un estado de alarma mundial. Sin embargo -y tal como ocurre con las empresas- los días de crisis de unos son las oportunidades de otros. Por eso no es de extrañar que, tanto españoles como extranjeros, estén aprovechando este momento para invertir en inmuebles en Barcelona, ya que esto les dará la facilidad de adquirir una segunda vivienda en una de las regiones preferidas de Europa.

Por ejemplo, quienes se animen a invertir en pisos que estén en puntos estratégicos para el turismo, podrán tomarse unas fantásticas vacaciones de verano y alquilarlos durante el resto de los meses del año. De esta forma, obtendrían una segunda fuente de ingresos y podrían reinvertir las ganancias en otros proyectos financieros.

Otra de las opciones válidas sería constituir la segunda residencia como garantía para acceder a un préstamo a largo plazo, vender el inmueble cuando el precio se reajuste o mudarse a Barcelona por una temporada para buscar nuevas oportunidades laborales.


Barcelona es una zona fantástica y altamente codiciada

Barcelona es una joya que resplandece gracias a su alta calidad de vida. Incluso los extranjeros que trabajan fuera de su país de origen -y los profesionales independientes registrados como autónomos que viajan alrededor del globo- anhelan pasar sus días en un lugar tan idílico como este.

Además de ser visitada por más de ocho millones de turistas al año, sus distritos son capaces de adaptarse a diferentes estilos de vida, todos ellos catalogados como superiores. Las vistas y el clima de Costa Brava se comparan con los del paraíso. Lo mismo podría decirse de Pedralbes, un barrio residencial rodeado de la mejor oferta educativa internacional, parques, museos y sitios de interés.

Por estos -y muchos otros- motivos invertir en inmuebles en Barcelona con BARNES sigue siendo una estupenda alternativa, incluso en tiempos de pandemia.